Comentario – La Naranja mecanica

Esta gran película trata varios temas con gran acierto, entre ellos podemos destacar:

-El libre albedrío ¿debe primar la voluntad de la sociedad sobre la libertad individual? la película trata esto cuando Alex es sometido al tratamiento Ludovico, las quejas del párroco van dirigidas hacia esto.

- El conductismo, el hecho de que la conducta de Alex sea modificada mediante estímulos adversos relacionando estos con la violencia, el sexo y en última instancia el nazismo obedece a las teorías de Watson, Skinner y otros.

Es, en general, una gran película a pesar de que se hayan eliminado varios capítulos respecto al libro.

Moloko

Alguien voló sobre el nido del cuco

Nos encontramos ante una película rodada en un centro psiquiátrico. Estos trastornos y desequilibrios mentales se debe a diversas consecuencias, ya bien de nacimiento o por causas externas.

Esta película hace una crítica directa a las técnicas de electroshock de la época este tratamiento consiste en:

Descargas eléctricas directas al cerebro. Desde la antigüedad los médicos habían observado que muchos pacientes con síntomas psiquiátricos mejoraban cuando sufrían una convulsión (por fiebre alta, por bajadas bruscas de azúcar, por epilepsia, etc.). Parece ser que fue Hipócrates en el siglo V a.C. el primer médico que sugirió la asociación entre crisis convulsiva y mejoría de diversas enfermedades psiquiátricas.

Es decir, hay que situarse en un contexto en el que los psiquiatras no disponíamos de fármacos para tratar a los pacientes psiquiátricos y en el que conocíamos que sufrir una convulsión podía mejorar síntomas psiquiátricos.

No todo fue positivo, pronto surgió un rechazo social muy importante a este tratamiento. Dos de las razones fueron estrictamente médicas:

La ausencia de otras alternativas terapéuticas (recordemos que todavía no disponíamos de fármacos), hizo que este tratamiento se aplicara a toda persona con un trastorno psiquiátrico grave o crónico, así como a personas con conductas que en aquel momento se consideraran inapropiadas. La utilización de este tratamiento de forma inespecífica a todo paciente psiquiátrico o con alteraciones conductuales motivó muchos fracasos terapéuticos, dado que el electroshock, tal como sabemos ahora, sólo es útil para un tipo de pacientes muy concretos.
En el pasado, el electroshock se realizaba sin anestesia. Lo cual era un tratamiento muy doloroso.

Otras de las razones aducidas fueron de tipo ético o moral:
Diversas personas, médicos y no médicos, criticaron este tratamiento basándose en prejuicios (es un tratamiento, evidentemente, que de entrada crea rechazo).
Diversas películas de gran éxito mostraron la peor cara posible de este tratamiento. En dichas películas el electroshock se muestra, no como un tratamiento médico, sino más bien como una técnica antiagitación o antiagresividad (más como castigo que como tratamiento).

Todas estas razones, junto al hecho de que en aquel momento estaban apareciendo los primeros tratamientos farmacológicos psiquiátricos (antidepresivos, antipsicóticos y de antiansiedad) comportaron la desaparición transitoria de este tratamiento a lo largo de la década de los setenta.

Se estuvo practicando además de los electroshocks la limpieza de cerebro o mejor dicho Lobotomía. ¿En que consiste la Lobotomía?

La lobotomía es la destrucción total o parcial de los lóbulos frontales del cerebro sin ablación, en cuyo caso hablaríamos de lobectomía. Los resultados de estas operaciones en última instancia entre 40.000 y 50.000 pacientes fueron lobotomizados, con poco o sin cualquier estudio de seguimiento para considerar si el tratamiento era eficaz. Las lobotomías como forma de tratar la enfermedad mental eran una barbarie, que solo pudo ser frenada con el desarrollo de anti-psicóticos y hoy en día se practican procedimientos lesivos de núcleos cerebrales localizados mediante técnicas menos invasivas. La era de la lobotomía ahora se observa generalmente como episodio bárbaro en la historia psiquiátrica. La última lobotomía se practicó en 1967.

La gente que iba a este tipo de centros mayoritariamente eran engañados. La presión y la impotencia eran tan grandes que la gente no se curaba sino empeoraba cayendo en el olvido de unos pocos. La meta y lucha del protagonista era la de cambiar todo eso haciendo cosas nunca habían hecho en el centro, juegos, partidos de fútbol, fiestas. El ejemplo mas claro de esta represión se ve cuando Billy se suicida antes de ser intervenido en la técnica de los electrodos.

En el caso de Billy, un chico con problemas para expresarse, el cual entra por su madre voluntariamente en el centro. Este chico vive una de las experiencias más represivas dentro del centro psiquiátrico. La vida allí es, sin ninguna duda, como una cárcel.
Hay un momento en la película que Billy pasa por uno de los momentos más dramáticos del film. Mc Murphy le invita a pasar una noche con una de sus amigas y a la mañana siguiente la directora le pilla con ella en la cama. Esta a su vez le recrimina todo y le amenaza con contárselo a su madre. Billy se pone muy nervioso y finalmente se suicida.

Dentro del centro aparece un grupo de personas que temen el exterior, temen enfrentarse con la realidad de la vida, y por eso ingresan en el centro voluntariamente. Este tipo de personas aparentemente están bien, pero en su interior se crea un sentimiento de impotencia y de cobardía.

“El jefe”, ya que es una persona cuerda, viéndose ante la situación de la operación de su amigo Mc Murphy, decide quitarle el sufrimiento matándole. El jefe consigue escapar del psiquiátrico.

Terapia Cognitiva

La terapia cognitiva o terapia cognitiva conductual es una forma de intervención psicoterapéutica en la que destaca de forma prominente la reestructuración cognitiva, la promoción de una alianza terapéutica colaborativa y métodos conductuales y emocionales asociados mediante un encuadre estructurado. Su hipótesis de trabajo es que los patrones de pensamiento, llamados distorsiones cognitivas, tienen efectos adversos sobre las emociones y la conducta y que, por tanto, su reestructuración, por medio de intervenciones psicoeducativas y práctica continua, puede mejorar el estado del consultante.

La primera vez que el paciente se reúne con su psicoterapeuta, hablará acerca de cualquier problema que esté teniendo, de cómo se está sintiendo y sobre las metas que tiene para su psicoterapia. Después de unas cuantas visitas se decide con qué frecuencia se realizará la misma, pudiendo el paciente reunirse con su psicoterapeuta cada semana, o solamente una vez al mes. Los objetivos son acordados entre el terapeuta y el paciente y se formula un plan de intervención estructurado a la medida de las necesidades y características particulares evaluadas.

Mientras está recibiendo psicoterapia, aprenderá nuevas formas de pensar acerca de las situaciones que le molestan. Además, aprenderá nuevas maneras de afrontar sus sentimientos. La psicoterapia cognitiva también puede ayudarle con sentimientos de rabia, ansiedad, timidez o pánico.

La terapia cognitiva o terapia cognitiva conductual es un tipo de psicoterapia empleada para tratar la depresión, trastornos de ansiedad, fobias, y otras formas de trastornos psicológicos. Busca reconocer el pensamiento distorsionado que origina los trastornos y aprender a reemplazarlo con ideas sustitutivas más realistas. Sus practicantes sostienen que la causa de muchas de las depresiones (pero no todas) son los pensamientos irracionales.
Los pensamientos se consideran la causa de las emociones, y no a la inversa. Los terapeutas cognitivos invierten el orden causal empleado habitualmente por los psicoterapeutas. La terapia consiste esencialmente en:

a) Identificar aquellos pensamientos irracionales que nos hacen sufrir e
b) Identificar qué es irracional en ellos; esto se hace mediante un trabajo de autoanálisis por parte del paciente, que el terapeuta debe promover y supervisar.
Cuando los pensamientos irracionales (falsos o incorrectos) son detectados, se pasa a la fase de modificación, que es central en la Terapia cognitiva y consiste en reemplazar los viejos hábitos irracionales por otros más ajustados a la realidad y a la lógica

Realizado por Beatriz Martínez Rodríguez

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.